banner
Centro de Noticias
Excelentes insumos, riguroso aseguramiento de la calidad.

Los sauditas y otros gigantes petroleros anuncian recortes sorpresa de producción

Feb 18, 2024

ARCHIVO - Ingenieros de Saudi Aramco caminan frente a un generador de turbina de gas en el campo petrolífero de Khurais durante un recorrido para periodistas, 150 kilómetros al este-noreste de Riad, Arabia Saudita, el 28 de junio de 2021. Arabia Saudita dijo el domingo 2 de abril de 2023 que reducirá la producción de petróleo en 500.000 barriles por día desde mayo hasta finales de 2023. (Foto AP/Amr Nabil, Archivo)

DUBAI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — Arabia Saudita y otros importantes productores de petróleo anunciaron el domingo recortes sorpresa por un total de hasta 1,15 millones de barriles por día desde mayo hasta fin de año, una medida que podría elevar los precios en todo el mundo.

Los precios más altos del petróleo ayudarían a llenar las arcas del presidente ruso Vladimir Putin mientras su país libra la guerra contra Ucrania y obligaría a los estadounidenses y otros a pagar aún más en el surtidor en medio de la inflación mundial.

También es probable que tense aún más los lazos con Estados Unidos, que ha pedido a Arabia Saudita y otros aliados que aumenten la producción mientras intenta bajar los precios y apretar las finanzas de Rusia.

Los recortes de producción por sí solos podrían hacer subir los precios de la gasolina en Estados Unidos en aproximadamente 26 centavos por galón, además del aumento habitual que se produce cuando las refinerías cambian la mezcla de gasolina durante la temporada de conducción de verano, dijo Kevin Book, director gerente de Clearview Energy Partners LLC. El Departamento de Energía calcula el aumento estacional en un promedio de 32 centavos por galón, dijo Book.

Entonces, con un precio promedio en Estados Unidos de aproximadamente $3,50 por galón de gasolina regular, según la AAA, eso podría significar que la gasolina supere los $4 por galón durante el verano.

Sin embargo, Book dijo que hay una serie de variables complejas en los precios del petróleo y el gas. El tamaño del recorte de producción de cada país depende de la cifra de producción de referencia que esté utilizando, por lo que el recorte podría no ser de 1,15 millones. También podría pasar gran parte del año hasta que los recortes entren en vigor. La demanda podría caer si Estados Unidos entra en una recesión provocada por la crisis bancaria. Pero también podría aumentar durante el verano a medida que viaje más gente.

Aunque el recorte de producción es sólo alrededor del 1% de los aproximadamente 100 millones de barriles de petróleo que el mundo utiliza por día, el impacto en los precios podría ser grande, dijo Book.

"Es un gran problema por la forma en que funcionan los precios del petróleo", dijo. “Estás en un mercado que está relativamente equilibrado. Si se quita una pequeña cantidad, dependiendo de lo que haga la demanda, se podría tener una respuesta de precios muy significativa”.

Arabia Saudita anunció el mayor recorte entre los miembros de la OPEP: 500.000 barriles por día. Los recortes se suman a una reducción anunciada en octubre pasado que enfureció a la administración Biden.

El Ministerio de Energía saudita describió la medida como una “medida de precaución” destinada a estabilizar el mercado petrolero. Los recortes representan menos del 5% de la producción promedio de Arabia Saudita de 11,5 millones de barriles por día en 2022.

Irak dijo que reduciría su producción en 211.000 barriles por día, los Emiratos Árabes Unidos en 144.000, Kuwait en 128.000, Kazajstán en 78.000, Argelia en 48.000 y Omán en 40.000. Los anuncios fueron difundidos por los medios estatales de cada país.

Mientras tanto, el viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, dijo que Moscú ampliaría un recorte voluntario de 500.000 hasta finales de año, según declaraciones publicadas por la agencia estatal de noticias Tass. Rusia había anunciado la reducción unilateral en febrero después de que los países occidentales impusieran límites de precios.

Todos son miembros del llamado grupo OPEP+ de países exportadores de petróleo, que incluye a la Organización de Países Exportadores de Petróleo original, así como a Rusia y otros grandes productores. No hubo una declaración inmediata de la propia OPEP.

Los recortes anunciados en octubre (de unos 2 millones de barriles por día) se produjeron en vísperas de las elecciones de mitad de período en Estados Unidos, en las que el aumento de los precios fue un tema importante. El presidente Joe Biden prometió en ese momento que habría “consecuencias” y los legisladores demócratas pidieron congelar la cooperación con los sauditas.

Tanto Estados Unidos como Arabia Saudita negaron cualquier motivo político en la disputa.

Desde esos recortes, los precios del petróleo han tendido a la baja. El crudo Brent, un punto de referencia mundial, se cotizaba alrededor de 80 dólares el barril a finales de la semana pasada, frente a los 95 dólares de principios de octubre, cuando se acordaron los recortes anteriores.

Los analistas Giacomo Romeo y Lloyd Byrne de Jefferies dijeron en una nota de investigación que los nuevos recortes deberían permitir reducciones "materiales" del inventario de la OPEP antes de lo esperado y podrían validar las recientes advertencias de algunos operadores y analistas de que la demanda de petróleo se está debilitando.

Kristian Coates Ulrichsen, experto en el Golfo en el Instituto Baker de Políticas Públicas de la Universidad Rice, dijo que los saudíes están decididos a mantener los precios del petróleo lo suficientemente altos como para financiar megaproyectos ambiciosos vinculados al plan Visión 2030 del príncipe heredero Mohammed bin Salman para reformar la economía.

"Este interés interno tiene prioridad en la toma de decisiones saudí sobre las relaciones con socios internacionales y es probable que siga siendo un punto de fricción en las relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudita en el futuro previsible", dijo.

El gigante petrolero estatal de Arabia Saudita, Aramco, anunció recientemente ganancias récord de 161 mil millones de dólares respecto del año pasado. Las ganancias aumentaron un 46,5% en comparación con los resultados de 2021 de la compañía de 110 mil millones de dólares. Aramco dijo que esperaba aumentar la producción a 13 millones de barriles por día para 2027.

La alianza entre Estados Unidos y Arabia Saudita, que dura décadas, se ha visto sometida a una tensión cada vez mayor en los últimos años tras el asesinato en 2018 del disidente saudita Jamal Khashoggi, un periodista radicado en Estados Unidos, y la guerra de Arabia Saudita con los rebeldes hutíes respaldados por Irán en Yemen.

Como candidato a la presidencia, Biden había prometido convertir a Arabia Saudita en un “paria” por el asesinato de Khashoggi, pero cuando los precios del petróleo subieron después de su toma de posesión, dio marcha atrás. Visitó el reino en julio pasado en un intento por mejorar las relaciones, lo que generó críticas por compartir un choque de puños con el príncipe heredero Mohammed.

Arabia Saudita ha negado estar del lado de Rusia en la guerra de Ucrania, aun cuando ha cultivado vínculos más estrechos tanto con Moscú como con Beijing en los últimos años. La semana pasada, Aramco anunció una inversión de miles de millones de dólares en la industria petroquímica de China.